Beneficios del Pilates

El Pilate es un entrenamiento físico y mental que fue creado a principios del siglo XX, combina distintas especialidades como gimnasia, traumatología, ballet y yoga, todo trabajado bajo la mente, respiración y la relajación. Su práctica actualmente es muy común y se realiza en todas partes del mundo.

Entre los beneficios del pilate se encuentra que logra fortalecer los músculos centrales, especialmente el hincapié en la respiración y la alineación de la columna. La mayoría de los ejercicios se realizan lentos y suaves, de manera muy controlada.

Beneficios del PilatesGracias a esto, a veces se recomienda el pilate como una terapia de rehabilitación para prevenir el dolor de espalda o para las personas que tengan lesiones preexistentes. Esta actividad puede ser practicada por todas las edades y niveles de capacidad.

El pilate ayuda a reeducar el cuerpo y permite eliminar los malos hábitos de las posturas; logrando influir adecuadamente en los dolores de espalda, hombros y caderas, esto se debe a que oxigena y mejora la flexibilidad muscular.

Requiere esfuerzo para comenzar

Para los ejercicios de pilate es necesario realizar esfuerzos, ya que incluye ejercicios que pueden ser complejos, alrededor de esta disciplina existe muchos mitos. Uno de ellos es que el pilate es ideal para las personas que no hacen deporte, esto es falso, ya que requiere de un entrenamiento previo para poder obtener buenos resultados.

Cómo debes empezar

Lo primero que debes controlar es la respiración, recuerda que la práctica hace al maestro. Así que debes tener paciencia, ya que poco a poco lograrás interiorizar la “respiración torácica”.Beneficios del Pilates

Si deseas hacer los pilates en casa, lo primero que debes escoger es el espacio donde te asegures que estarás tranquilo, sin ruido y sin teléfono. Debes fijarte las horas que realizarás estos ejercicios, pueden ser dos horas como mínimo a la semana.

Recuerda que el espacio que escojas debe ser amplio, ya que estarás gran parte del horario de
práctica acostado y con los brazos estirados. La esterilla que usarás para los pilates debe ser un poco más gruesa que la del yoga.

En cuando a la ropa, ésta debe ser cómoda. Es importante que no tengas ninguna restricción con los movimientos, se recomienda las telas transpirables para que no se sientan limitadas durante los movimientos.

Cuando comiences con tu práctica de Pilates, es importante que llegues hasta el final. Si hay un ejercicio que no puedes realizarlo muy bien, debes parar de hacerlo y retomarlo poco a poco hasta lograr realizarlo. Es muy importante estar tranquilo y sin distracciones, de esta manera puedes conectarte con tu cuerpo y percibir sus sensaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *