El Ángel Guardián: un servicio para rescatar a conductores ebrios

Para quienes quieren evitar accidentes cuando se han tomado algunas copas de más existe la empresa el Ángel Guardián, un servicio que le brinda la seguridad a los conductores de llegar a sus hogares sanos y salvos especialmente cuando no están en las mejores condiciones para conducir.

Nació principalmente en Argentina, gracias a la genialidad de dos visionarios, los abogados Gabriel Lezzi y Victor Varone, sin embargo, la idea ha tenido tan buena acogida que la franquicia está siendo solicitada en Italia, México, Perú, España, Brasil y Panamá. La empresa por tanto está preparando su estructura para responder a demandas incluso de Estados Unidos y Uruguay. Actualmente el servicio funciona en otros países como Gran Bretaña y Japón.

Según explican los creadores, el Ángel Guardián se trata de un servicio integral de protección ante la eventualidad de que un conductor o chofer se encuentre imposibilitado de manejar su propio vehículo. Los choferes sustitutos encargados de recoger o auxiliar al cliente tienen conocimientos de primeros auxilios y tienen la obligación de buscarlo en el lugar que indiquen para llevarlos a su domicilio a una velocidad permitida.

El servicio ha tenido un éxito increíble pues los padres se sienten más seguros de prestar sus vehículos a los hijos cuando salen de fiesta. Incluso el servicio del Ángel Guardián se extiende a personas que por la toma de algún medicamento sufran de somnolencia y les imposibilite la conducción de vehículos.


¿Cómo funciona?

Para acceder al servicio el esquema operativo de la empresa comprende tres pasos indispensables:

  • La persona imposibilitada se comunica con la central vía telefónica y solicita un chofer.
  • Desde la Central Operativa envían los datos del cliente a un chofer profesional
  • Este inmediatamente inicia el recorrido para socorrer al cliente, estiman un tiempo máximo de 40 minutos para la llegada, sin embargo todo dependerá de las distancias a recorrer, aunque por lo general ubican a un chofer que esté lo más cercano al lugar.

 

En muchas ocasiones la llamada a la Central la realizan los conductores antes de salir a tomar para contratar el servicio con antelación. De hecho, el servicio se ha catalogado como una medida preventiva para evitar accidentes de tránsito por exceso de alcohol, por lo cual existen compañías de seguros que ofrecen el servicio “VIP” a muchos de sus clientes, así como también importantes empresas lo contratan para sus ejecutivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *