La innovadora e-residencia de Estonia

Estonia es un país pequeño, donde la población no supera el millón y medio de habitantes. Es necesario destacar que la nación tiene uno de los peores climas de Europa, el frio siempre está presente y el solo aparece en la mitad del año. A pesar de todos los aspectos negativos que se le puedan dar a esta nación europea, hay otros datos que la hacen muy atractiva.

Estonia es una nación que busca el desarrollo tecnológico al máximo. Cuando el país decidió dejar el sistema comunista, se enfrentó a una situación crítica, donde no había suficientes ingresos para mantener una calidad de vida aceptable para sus ciudadanos.

Para solventar la crisis, el gobierno estonio decidió invertir todo el dinero del país en una solución poco recurrente, el desarrollo tecnológico. El gobierno invirtió en mejorar las conexiones de internet, digitalizar la burocracia y permitir que todo el gobierno se mantuviese en línea.

Gracias a la digitalización, los estonios pueden acudir al médico desde casa con la ayuda de Skype, pueden hacer trámites burocracias desde internet, además de tener una identificación digital, donde se almacenan datos de identidad relevantes.

Una residencia digital

Con todo este afán por crear una nación digitalizada, no es de extrañar que Estonia haya sacado una residencia virtual o e-residencia.

La residencia se caracteriza por ser emitida en la página web oficial del gobierno estonio y cualquier persona alrededor del mundo puede aplicar por ella. La residencia se obtiene en internet y se puede obtener en poco tiempo, a diferencia de las residencias tradicionales.

Aunque, es necesario entender que esta residencia no es lo mismo que una residencia tradicional, ya que no se puede acceder a la seguridad social, u obtener un estatus legal en Europa con esta residencia.

Para que se usa la residencia

La residencia tiene una finalidad más comercial que migratoria. El documento busca facilitar la tramitación de documentos en el mercado internacional con el respaldo de Estonia. Con la ayuda de la residencia se puede registrar una empresa online en Estonia, lo que es perfecto para aquellos que no encuentran seguridad legal para su negocio digital en su país, porque este no cuenta con un régimen legal especial para los negocios online.

Con la e-residencia se tiene una entidad soberana a la cual rendir cuentas, pagar impuestos, llevar a cabo trámites legales, y tener un respaldo en la comunidad internacional. Todo esto hace que la residencia sea perfecta para emprendedores de internet que quieren una mayor libertad en el mercado digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *